Farmacia Campos de Soria

Salud

Insomnio

Escrito por farmaciacamposdesoria 29-04-2017 en Salud. Comentarios (0)

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es el trastorno de sueño que consiste en la incapacidad o dificultad para dormir, de manera que produce cansancio y afecta a la vida diaria de las personas que lo padecen. Se trata de un problema muy habitual entre la población, siendo más frecuente en mujeres, ancianos y personas con problemas psicológicos como ansiedad y depresión. En la actualidad, uno de cada cinco españoles padece insomnio transitorio, según la Sociedad Española de Sueño (SES).



                                                                           


¿Cuáles son las causas del insomnio? 

Existen múltiples causas de insomnio:

  • -Las más frecuentes son las alteraciones emocionales y aquellas situaciones que se acompañan de intensa ansiedad, preocupación, tensión psíquica, angustia, miedo o tristeza y que pueden afectar a la persona. Estos insomnios tienden a cronificarse.
  • -En segundo lugar, están las causas médicas: enfermedades o problemas físicos que pueden perjudicar el sueño por no permitir la relajación previa al momento de dormirse, por interrumpir el sueño durante la noche, producir dolor o sensaciones molestas como picores, escozor, etc. Aquí se incluyen también las enfermedades psiquiátricas (ansiedaddepresión, esquizofrenia, etc.), así como otras enfermedades del sueño que contribuyen a dormir menos o peor (síndrome de piernas inquietas, síndrome de apnea del sueño, parasomnias, etc.).
  • -También existen causas externas, que suelen implicar factores ambientales que influyen de modo negativo sobre el sueño: malos hábitos de sueño, uso y abuso de sustancias y medicamentos, trabajo por turnos o viajes frecuentes.
  • -Además, hay insomnios relacionados con la toma de sustancias. Los estimulantes (café, refrescos de cola, chocolate, etc.) tomados por la tarde-noche pueden producir insomnio de conciliación. El alcohol produce alteraciones del sueño con insomnio de mantenimiento (frecuentes despertares) y sueño superficial. Y la toma de estimulantes o el abuso de sustancias tranquilizantes puede provocar insomnio también como efecto de la abstinencia de esas sustancias.

Según todas estas causas y la duración en el tiempo del insomnio, podemos hablar de:

  • -Insomnio transitorio: dura menos de una semana. Es el más frecuente entre la población, ya que lo padece uno de cada cinco españoles. Asociado a periodos de estrés (causas medioambientales, cambios bruscos de horario, estrés físico ocasional, causas emocionales…).
  • -Insomnio de corta duración o agudo: dura de 1 a 4 semanas y su causa es el estrés.
  • -Insomnio crónico: dura más de 4 semanas y las causas pueden ser médicas, psíquicas o no haberlas.

sueño, vinculadas todas ellas a la falta de descanso adecuado, son:

  • -Disminución de la concentración.
  • -Falta de energía física y fatiga.
  • -Alteraciones del comportamiento y de las emociones e irritabilidad.

sueño en menos de 30 minutos. Frecuente en jóvenes y asociado a consumo de drogas, problemas psiquiátricos, ansiedad, etc.

  • -Insomnio de mantenimiento: relacionado con problemas para mantener el sueño, produciéndose frecuentes interrupciones y despertares nocturnos de más de 30 minutos de duración. Se asocia problemas psíquicos y es frecuente en ancianos.
  • -Despertar precoz: el último despertar se produce como mínimo 2 horas antes de lo habitual para el paciente.
  • Además, en función de su severidad podemos hablar de:

    • -Insomnio leve o ligero: sucede casi cada noche. Existe un deterioro mínimo de la calidad de vida. Insomnio moderado: cada noche. Moderado deterioro de calidad de vida. Se acompaña de fatiga e irritabilidad.
    • -Insomnio severo: cada noche. Gran deterioro de calidad de vida y que afecta a la esfera emocional, familiar y laboral.

    La mayoría de los casos de insomnio tiene un inicio agudo, coincidiendo con situaciones de estrés, y tienden a cronificarse en numerosos casos debido a malos hábitos de sueño o temores psicológicos (a no dormirse) desarrollados por el episodio de insomnio.


    En la farmacia existen productos que pueden ayudarte a combatir ese insomnio.

    Aquilea Sueño®es un producto desarrollado para favorecer un sueño de calidad gracias a su fórmula en un innovador comprimido bicapa, especialmente estudiado para que sus ingredientes se liberen a medida que son necesarios: la primera capa se libera rápidamente al inicio del sueño y la segunda capa se libera de forma progresiva, a lo largo de la noche.

    La primera capa, de liberación rápida, contiene melatonina. La melatonina es una sustancia que se produce en nuestro cuerpo de forma natural y tiene un papel muy importante en el inicio de nuestro sueño. La segunda capa, de liberación retardada, contiene extractos de Valeriana, Pasiflora y Amapola de California para contribuir a un sueño reparador a lo largo de la noche. Así, Aquilea Sueño® favorece un descanso reparador, interviniendo tanto en el inicio del sueño como a lo largo de la noche.


                                                                   



    Fuentes:

    *Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.


    Fotoprotección.

    Escrito por farmaciacamposdesoria 26-04-2017 en Salud. Comentarios (0)

    ¿Cómo influye el sol en nuestra salud?

    El sol es una fuente de energía necesaria para la vida. Es indispensable para la síntesis de la vitamina D, que permite la absorción de calcio y mantiene los huesos fuertes. Además, determinadas enfermedades de la piel mejoran con la exposición al sol, que también ayuda a levantar el estado de ánimo. Pero, al mismo tiempo, el sol puede producir daños irreversibles si al exponerse a él no se toman las medidas protectoras adecuadas.

    ¿Qué son las radiaciones solares?

    El sol genera energía como resultado del proceso de fusión nuclear que se produce en su interior. Esta energía es transferida por ondas electromagnéticas, que se propagan en todas las direcciones, y que es lo que denominamos radiación solar. Dentro de las radiaciones, las que afectan en mayor medida a nuestra piel son dos:

    • Radiación Ultravioleta: constituye el 7% de la radiación solar. Dentro de esta radiación, las que llegan hasta nuestra piel son la radiación ultravioleta A (UVA) y la radiación ultravioleta B (UVB); ambas pueden ser perjudiciales. La diferencia entre ellas radica en la capacidad de penetración que tienen en la piel. Mientras que los rayos UVB inciden en las primeras capas de la dermis, originando quemaduras, la radiación UVA afecta a las capas más profundas y puede provocar fotoenvejecimiento prematuro de la piel y alteraciones en el ADN.
    • Radiación Infrarroja A (IR-A): se trata de un calor seco que, puesto que no aumenta la temperatura superficial de la piel, no sentimos y, por tanto, no somos conscientes del daño que nos produce. Sin embargo, es la radiación que más profundamente penetra en la piel, hasta 10mm, aumentando su temperatura hasta los 42ºC. Como consecuencia, a largo plazo y sumada a la radiación ultravioleta, puede resultar muy perjudicial, produciendo alteraciones de las respuestas inmunes en nuestra piel, originando “alergia al sol”; envejecimiento prematuro de la piel; o un aumento de los daños en el ADN de nuestras células, que son el origen del cáncer de piel.

    ¿Cómo debemos protegernos del sol?

    Es fundamental proteger nuestro cuerpo del sol:

    • -Con gafas de sol para evitar los daños oculares producidos por la radiación solar.
    • -Buscando la sombra y utilizando sombreros y ropas que cubran las zonas delicadas del cuerpo.
    • -Aplicando correctamente los tratamientos fotoprotectores.

    Aunque tendemos a pensar que sólo se propaga radiación solar en los días despejados, también está presente en los díasnublados. Cuando el cielo está despejado, la radiación es directa y predomina en las horas centrales del día. Sin embargo, cuando el sol está oculto por las nubes o cuando va anocheciendo, la radiación es difusa, pero no por ello deja de ser dañina. Por este motivo, hay que protegerse de los rayos del sol siempre, tanto en invierno como en verano y tanto en días nublados como despejados.

     ¿Qué son los fotoprotectores?

    Los fotoprotectores son productos destinados a minimizar el efecto nocivo del sol en nuestra piel. Hasta hace, el objetivo de la mayoría de ellos era minimizar el efecto de las quemaduras solares y las lesiones externas de la piel, que eran producidas por la radiación ultravioleta (UV). Para ello, contaban con filtros que absorbían o reflejaban las radiaciones UVA y UVB.

    Recientemente, se han descubierto activos capaces de proteger a las personas de manera eficaz también frente al daño a largo plazo producido por la radiación IR-A. Es importante comprobar que los fotoprotectores que utilizamos cuenten con esta protección.

    ¿Cómo deben utilizarse?

    Si bien en la teoría todos sabemos que debemos utilizar fotoprotectores al exponernos al sol, el estudio ‘Conocimiento de la radiación IR-A y los hábitos de fotoprotección de los españoles’, realizado por Cinfa, reveló que el 43% de los españoles no se aplican fotoprotectores regularmente o de forma correcta. La forma correcta de utilizarlos es:

      • -Utilizar productos de garantía demostrada y factor igual o superior a SPF30, teniendo en cuenta el fototipo, la edad y el contexto de cada persona.
      • -Aplicarlos diariamente en las zonas expuestas como rostro, escote y manos.
      • -Cuando vayamos a exponernos al sol, aplicarlos al menos media hora antes, en cantidad generosa, de manera uniforme sobre la piel seca.
      • -No hay que olvidar fotoproteger las zonas más sensibles como las orejas, los empeines, la nuca, la coronilla, las axilas, etc.
      • -Repetir la aplicación cada dos horas o tras transpirar, bañarse o secarse con la toalla (aunque se trate de productos “waterproof”, no resisten el roce de la toalla).
      • -Una vez abiertos, utilizar en el periodo indicado por el fabricante.

    Fuentes:


    Lo que debes saber sobre los probióticos.

    Escrito por farmaciacamposdesoria 26-04-2017 en Salud. Comentarios (0)

    En el cuerpo humano, conviviendo con nosotros, existen unos cien billones de microorganismos de más de cuatrocientas especies diferentes (diez veces más que el número de células que tenemos). Es lo que se conoce como microbiota. Estos microorganismos son responsables, entre otras funciones, de la descomposición del sudor, el pH  vaginal, la síntesis de vitaminas, la digestión de determinados nutrientes o la liberación de sustancias que atacan a microorganismos patógenos. 

    No podríamos sobrevivir sin este universo microscópico que a su vez vive gracias a nosotros. Hombres y microbios hemos firmado un pacto conjunto de supervivencia. Ya desde que somos bebés, a través de la lactancia materna, la madre proporciona al niño parte de su flora intestinal por un mecanismo aún no bien conocido.  

                                                                            



    Una dieta inadecuada, los antibióticos, el estrés, la contaminación, las enfermedades debilitantes agudas o crónicas y sobre todo patologías intestinales no controladas (enfermedad celiaca, síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn) pueden alterar ese equilibro y producir lo que se conoce como “disbiosis”. La disbiosis está relacionada con multitud de enfermedades como diabetes, obesidad, cáncer colorrectal, patologías intestinales y en general déficit del sistema inmunitario.

    Para combatir o prevenir esta disbiosis y reforzar el equilibrio de nuestra flora existen probióticos, prebióticos y posbióticos. Estas sustancias se encuentran en alimentos fermentados (como el yogur), alimentos enriquecidos y suplementos alimenticios disponibles en farmacias. En ellas se dispone de diversos preparados de determinadas cepas de probióticos, bien aisladas, bien mezcladas, en una dosis determinada. Estos preparados tienen indicaciones concretas en función de su composición y dosificación.

    Los probióticos son microorganismos vivos que, en cantidades y fórmulas adecuadas, refuerzan el equilibrio simbiótico (esta alianza mutua) con el consiguiente beneficio para la salud, como las bacterias del género Lactobacillus.

    Los prebióticos son sustancias que favorecen el crecimiento o la actividad de la microbiota (nuestros microorganismos aliados), como la inulina.

    Los posbióticos son sustancias generadas por los microorganismos que tienen acción nutricional, metabólica y/o inmunitaria. Ejemplo de ello es el ácido butírico.

    No todos los probióticos sirven para todo, pregunta en tu farmacia por la evidencia que existe en cada caso. Además, aunque en personas sanas estos productos son seguros, hay descritos casos de sepsis (infección generalizada) en prematuros, pacientes inmunocomprometidos o con neoplasias, así que si decides beneficiarte de estos increíbles bichitos, pregunta a un profesional sanitario sobre la cepa y el preparado que más te conviene. 

    También es importante la dosis. Igual que una gota de paracetamol no bajará la fiebre de tu hijo, no basta con saber que un alimento contiene Lactobacillus, hemos de administrar la dosis a la que se ha demostrado ser efectiva, otro motivo más para obtener los probióticos en las farmacias si queremos usarlos con ese fin, con alimentos enriquecidos o fermentados difícilmente podremos controlar la dosis.

    Estos suplementos han demostrado beneficios cuando se usan en un proceso agudo de diarrea (comúnmente producida por rotavirus y norovirus), cuando los pacientes que consumen antibióticos tienen diarreas asociadas, y en general en pacientes con problemas digestivos con diarreas prolongadas asociadas, pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal o asociados a la terapia triple en tratamientos de úlcera péptica. Cuando vayas a la farmacia a buscar suero de rehidratación oral para una diarrea, acuérdate de preguntar por ellos.





    Autor:
    Rosario Cáceres Fernández-Bolaños
    Farmacéutica
    Centro de Información del Medicamento del COF Sevilla

    7 consejos para una Feria con salero y salud

    Escrito por farmaciacamposdesoria 26-04-2017 en Higiene. Comentarios (0)


    Un año más, se acerca la Feria de Abril y, desde nuestro blog, queremos darte unos consejos básicos para que la vivas de la mejor manera posible.



                                     


    1. Lleva ropa y calzado adecuados

    Seguro que no se te olvida una prenda de abrigo para la noche, pero piensa que durante el día, y sobre todo en esta época, el calor puede apretar; acuérdate de usar ropa fresquita y cómoda si vas a ir desde mediodía.
    Y aunque las chicas quieran lucir bien esbeltas, lo aconsejable es usar un tacón de, como mucho, unos 4 centímetros.
    Te recordamos que existen plantillas de silicona para una mayor comodidad para tus pies.



    2. Muévete

    Permanecer de pie y quieto mucho tiempo puede cargar los músculos de las piernas y afectar a la circulación; por ello debes alternar estos periodos, y, por qué no, bailar algunas sevillanas para poner en movimiento las articulaciones. Si no te gusta bailar, puedes dar un paseíto por el Real. 
    Si tienes problemas de circulación (insuficiencia venosa), la utilización de medias de compresión puede ser de gran utilidad para el alivio de la hinchazón y el dolor de piernas en estos casos.
    Un gel efecto frío al llegar a casa, mejorará tu circulación y notarás un alivio inmediato.



    3. No descuides la hidratación

    Es importante beber suficiente agua, sobre todo si pasas muchas horas al sol. Y aunque nos guste mucho el rebujito, no sólo no sirve de nada intentar hidratarnos con él, sino que si abusamos, al día siguiente podemos sufrir la tan temida resaca. 



    4. Protégete del sol

    El sol comienza a apretar y la radiación ultravioleta puede ser intensa ya en esta época del año. Si tu estilismo te lo permite, utiliza sombrero y gafas, y no te olvides de usar crema de protección solar en las zonas expuestas.
    Existen protectores solares con color,polvos translúcidos para poder llevar en el bolso y reaplicarte...



    5. Cuidado con las alergias

    En el Real existe una gran concentración de alérgenos a los que no solemos estar expuestos habitualmente, al menos en tan elevada concentración, como por ejemplo el epitelio de caballo o productos con los que se trata el albero, además del polen, que de por sí en estas fechas está elevado. Las altas temperaturas y las condiciones de las casetas potencian los efectos de estos alérgenos, así que si sufres alergias, ten prevista la solución para que no te agüe la fiesta.



    6. Un consejo de seguridad para los más pequeños y personas mayores

    Son precisamente los ancianos y los bebés los que más fácilmente pueden padecer un episodio de deshidratación; por ello, ofréceles agua continuamente. Además es de suma importancia que tengas localizados los puntos donde acudir en caso de pérdida o desorientación.



    7. Y en casa...

    Come sano y sin abusar de grasas, para equilibrar los más que probables excesos que cometas en la feria; descansa todo lo que puedas, ya que aunque nos divertimos mucho y pasamos muy buenos ratos, no dejan de ser unos días agotadores.
    Y ya sólo nos queda desearte que pases una feliz semana, que te diviertas y que bailes y te rías mucho con tus familiares y amigos, pues la risa, la familia y la amistad son salud.





    Autor:
    Mª Luisa Hermosa Sánchez de Ibargüen
    Farmacéutica
    Centro de Información del Medicamento del COF Sevilla

    Alergia en el embarazo ¿Cómo hacerle frente?

    Escrito por farmaciacamposdesoria 17-04-2017 en Salud. Comentarios (0)

    Miles de personas en todo el mundo tienen alergia primaveral. De ahí que mientras que la mayoría estamos felices por la llegada de esa estación, quienes cuentan con esa patología no disfrutan tanto, todo lo contrario. Y es que tienen que soportar un sinfín de síntomas que van a menoscabar su calidad de vida diaria. Esto es especialmente relevante cuando se trata de una alergia en el embarazo, ya que todos sabemos que estar esperando un bebé impide extremar la precaución en cuanto a la ingesta de medicamentos, entre otras cosas.

                                                                                             
    Si te encuentras llevando a cabo tu periodo de gestación y eres alérgica, sigue leyendo. Te vamos a dar algunas recomendaciones que te permitirán sobrellevar mucho mejor esta primavera:

    -Fundamental es que no salgas fuera de casa y acudas a parques o jardines públicos cuando los niveles de polen se encuentren más elevados.

    -De la misma manera, es necesario que evites dar paseos al aire libre las jornadas que son muy secas y que, además, hace mucho viento. ¿Por qué? Porque el polen está concentrado al máximo.

    -Evitar, en la medida que sea posible, marcharte de casa en las primeras horas de la mañana, porque el citado polen está más “activo”.

    -Se aconseja no salir fuera del hogar después de unas horas de fuerte lluvia. Y es que, aunque cuando está lloviendo los niveles de polen son mínimos, estos aumentan considerablemente al dejar de caer agua.

    -Si irremediablemente tienes que salir de casa días con alguna de esas características, lo idóneo es que uses gafas de sol y mascarilla.

    -Evita en casa ambientes demasiado secos

    -No menos importante es que es necesario controlar el ambiente que hay dentro de la vivienda, para que así los síntomas puedan estar reducidos a la mínima expresión. En concreto, nos referimos a que es imprescindible que ese no sea demasiado seco, porque perjudicará de forma contundente el estado de salud.

    -Por eso, lo recomendable es colocar distintos humidificadores




                                                                             


    Medidas al viajar en coche

    Cuando viajes en coche, debes tener en cuenta otra serie de consejos de utilidad. Nos referimos en concreto a que es necesario que en el mismo se sigan estas normas:

    -Ninguna de las personas debe fumar, ya que el humo del tabaco perjudicará a la mujer tanto por su estado de gestación en sí como por su alergia. Exactamente eso incrementará la tos, el moqueo, el lloro

    -Hay que realizar el traslado en el vehículo con las ventanillas cerradas

    -Debe tenerse instalado un filtro antipolen que, como es lógico, deberá revisarse adecuadamente cada cierto tiempo para que pueda continuar realizando su labor de la mejor forma.

    Higiene personal

    Además de todo lo indicado, la futura mamá que sufre alergia primaveral debe ser muy estricta en varios aspectos de su higiene personal. Con esto nos referimos a que es necesario que te laves la cara y las manos siempre que vengas del exterior de casa.

    De la misma manera, si lo consideras necesario, deberás lavarte las fosas nasales con suero fisiológico.


    Otras recomendaciones importantes sobre la alergia en el embarazo

    Si estás pensando en disfrutar de unas vacaciones, debes evitar marcharse a la montaña o a una casa rural.

    Sin lugar a dudas, lo que más te va a beneficiar es irte a la playa porque no solo los niveles de polen allí son mínimos sino porque la brisa del mar le ayudará a reducir los síntomas de forma notable.

    Es recomendable que lleves gafas de sol curvadas para protegerse más de ese elemento que su organismo rechaza.

    Debe estar atenta a los niveles de polen diarios. De esta manera, los días donde sean elevados debe evitar salir a la calle y también tender la ropa al aire libre.

    Beber mucho líquido al día, para estar bien hidratada.

    En cualquier caso, lo idóneo es que acudas a tu médico para que este pueda ponerte el tratamiento adecuado contra la alergia teniendo en cuenta que esperas un bebé. 




    Fuente: okdiario.com