Farmacia Campos de Soria

Farmacia Campos de Soria

Noticias y consejos sobre salud

Cuidado de las manos en invierno.

Escrito por farmaciacamposdesoria 28-11-2016 en Dermocoméstica. Comentarios (0)

El aire más seco y frío de los meses de invierno ,sin duda puede ser despiadado con las manos.

Las manos agrietadas, doloridas y escamosas no tienen que ser tu destino si realizas el cuidado adecuado para el invierno, una buena hidratación es fundamental para evitar todo esto.

Los Productos Neutrogena® para Manos te ayudan a cuidarlas y protegerlas. Las manos son, junto al rostro, las únicas partes de nuestro cuerpo que permanecen expuestas a todo tipo de condiciones externas: frío, sol, bacterias… incluso productos químicos, rozamientos y esfuerzos intensos en el caso de determinados tareas. Por este motivo, a pesar de que la piel de las palmas es más espesa para soportar la fricción, es también más vulnerable a la sequedad e irritación.      

                                                      

                                                            

             

                                                                               

Te queremos dar unos pequeños consejos para el cuidado de las manos en invierno que te ayudarán a mejorar su aspecto.

 La hidratación es fundamental, lo mejor es que tengas una crema hidratante específica para manos y que te la apliques por la mañana. Si además tienes tendencia a tener las manos muy secas puedes llevarla contigo y darte una pequeña capa cuando tus manos empiecen a necesitar hidratación.

• Cuida tus uñas. Unas uñas descuidadas dicen mucho de una persona, por eso dedica algo de tiempo a esta zona para mantenerla cuidada. No hace falta tener las uñas largas para tener unas manos bonitas, pero no debes mordértelas o quitar las pieles de alrededor, sabemos que puede ser muy complicado pero con un poco de fuerza de voluntad seguro que lo consigues y el resultado va a ser fantástico.

• Exfolia tus manos para eliminar todas las células muertas de la piel, ya verás como lo notas y tu piel se verá mucho más vital y rejuvenecida.

 Si utilizas productos químicos muy agresivos para la limpieza de tu hogar, lo mejor es que utilices guantes.Nuestra recomendación es que te pongas debajo de los guantes de goma unos guantes de algodón para proteger las manos mucho mejor.

• Utiliza guantes cuando salgas de casa. Las manos son una de las partes del cuerpo que más expuestas están al frío, por eso lo mejor que puedes hacer es ponerte guantes para evitar que el frío penetre en la piel y las manos se resequen.

•Hazte la manicura, cuida tus manos de manera profesional. Cuando te haces la manicura en un centro especializado estás dando a tus manos un cuidado extra, por eso una vez al mes puedes realizártela y tus manos te lo agradeceran.

 Para terminar, te dejamos un truco extra que te vendrá muy bien si tienes las manos muy secas. Cuando te vayas a dormir aplica tu crema Neutrógena por tus manos y ponte unos guantes de algodón, a la mañana siguiente notarás las manos mucho más suaves e hidratadas, ¡te invitamos a que lo compruebes!


¿Por qué no debo beber Aquarius si tengo vómitos o diarrea?

Escrito por farmaciacamposdesoria 24-11-2016 en Salud. Comentarios (0)

Si no tienes mucho tiempo para leer ahora el artículo completo, quédate con esto: la respuesta es NO.


                                                                              


Cuando se vomita o se tiene diarrea se pierde líquido con sales, aunque se beba agua, el líquido ingerido se pierde totalmente, pues el cuerpo no lo retiene. Para ello es necesario que al agua se le incorporen sales, pero esas sales no pueden estar en una concentración cualquiera.

Actualmente muchas personas toman Aquarius como alternativa a los sueros de farmacia, pero esta bebida está preparada solo para reponer las pérdidas por sudor durante el ejercicio físico y no para reponer las pérdidas de azúcares, sales y líquido producidas por los vómitos o la diarrea.

Hay una diferencia básica entre el líquido eliminado por el sudor y el eliminado por vómitos o heces, en el primero se elimina mucho sodio, con los últimos se elimina mucho potasio y poco sodio. Por lo tanto la composición de los sueros de rehidratación oral de la farmacia es muy diferente de la composición de Aquarius. La concentración de cloro y sodio en el suero de rehidratación es casi la mitad que en el Aquarius, mientras que la de potasio es cuatro veces mayor.

Además el exceso de azúcar de estas bebidas empeora la diarrea, por el exceso de glucosa en el intestino, que arrastra aún más agua del organismo, por lo que la diarrea empeora y con ello el riesgo de deshidratación.

En caso de diarrea o vómitos recurre siempre a un suero de rehidratación oral y nunca a  Aquarius o a cualquier otra bebida isotónica preparada para deportistas sanos.


Cuidado de la piel según la estación del año.

Escrito por farmaciacamposdesoria 23-11-2016 en Dermocoméstica. Comentarios (0)

Durante el año tenemos cuatro estaciones distintas, de las cuales cada una tiene unas características diferentes a las otras. Nuestra piel necesita una serie de cuidados habituales durante todo el año, y otros, que solo podemos realizar en épocas determinadas.





En todas las estaciones son imprescindibles los siguientes cuidados diarios: limpieza, tonificación, hidratación, tratamiento y fotoprotección. Pero, ¿y en cada una de ellas? ¿Qué debemos hacer (o no) específicamente? Veamos:

Invierno

  • Las bajas temperaturas provocan sequedad extrema. Debemos insistir en hidratar profundamente la piel de la cara, cuello y escote por la mañana y por la noche, utilizando cremas que contengan activos humectantes y con efecto oclusivo.
  • Por lo general, se pueden usar cremas que tengan una mayor consistencia que el resto del año
  • Aquellas personas que tengan la piel sensible a los cambios de temperatura deben usar cremas específicas para esta tipología cutánea, que tengan propiedad calmante, y que disminuyan las rojeces. 
  • Es el momento por excelencia para empezar un tratamiento tipo láser o peeling o tratamientos que contengan, por ejemplo, retinoides por prescripción médica o vitamina C por consejo de tu farmacéutico.

Primavera

  • El sol empieza a apretar con más fuerza. Si en invierno es necesario el uso del protector solar a diario, en primavera todavía más.
  • Es el momento de empezar a tomar preparados orales bien para prevenir manchas solares, para unificar el tono durante el bronceado, o para potenciarlo.
  • Preparar el cuerpo de cara al verano con cremas anticelulíticas, reafirmantes o reductores corporales.
  • Los pacientes que sufran manifestaciones cutáneas debido a alergias propias de esta época deberán tomar medidas para prevenirlas o contrarrestarlas.

Verano

  • Además de aplicar un fotoprotector de un alto FPS, se deben usar gafas de sol, sombreros, gorras y ropa adecuada.
  • Hidratar la piel tanto por dentro como por fuera.
  • Aplicar tratamientos hidratantes de choque como son las mascarillas
  • Se puede prevenir la aparición de manchas, pero no se debe comenzar un tratamiento despigmentante si éstas ya existían. 
  • Los tratamientos con peelings, luz intensa pulsada (IPL) o láseres se posponen para después del verano si se realizan en áreas del cuerpo que pueden recibir la radiación solar.

Otoño

  • Es el momento de recuperar la piel después de la radiación solar estival. 
  • Procuraremos contrarrestar los efectos nocivos de las radiaciones solares del verano, como son la aparición de arrugas prematuras y alteraciones de la pigmentación que se manifiestan como manchas de diversos tamaños y localización (cara, escote, manos, etc.).
  • Retomar o comenzar con tratamientos de láser, peeling, etc. que se habían retirado durante el verano. 
  • En pacientes que sufran alopecia es conveniente comenzar con el tratamiento oral y tópico.




Autor:
María Morugán
Farmacéutica comunitaria especializada en Dermofarmacia

La dichosa Lactosa

Escrito por farmaciacamposdesoria 22-11-2016 en Salud. Comentarios (0)

Las consultas sobre el contenido en lactosa de los medicamentos son cada vez más frecuentes en la farmacia. En esta entrada te explicamos en qué consiste la intolerancia a la lactosa y su relación con los medicamentos, así como complementos alimenticios que pueden ayudarte a mejorar la digestión de la lactosa.


Cada vez más pacientes acuden a la farmacia solicitando medicamentos que no contengan lactosa como excipiente. 
Esto supone a priori un quebradero de cabeza porque existen grupos terapéuticos completos donde no hay ni una sola presentación que no contenga lactosa. Es el caso de los anticonceptivos orales, donde el médico debe cambiar la forma farmacéutica al anillo vaginal, parche o implantes, o de algunas benzodiacepinas, donde se debe cambiar incluso de principio activo.

La lactosa es un excipiente muy bueno para comprimir, motivo por el cual es tan frecuente encontrarlo en la elaboración de comprimidos, aunque también puede aparecer en otras formas farmacéuticas como son cápsulas o sobres.

Este azúcar es un excipiente de declaración obligatoria y por tanto todos los medicamentos que lo contienen deben indicarlo. Si eres intolerante y quieres saber si el medicamento que tomas tiene lactosa, no tienes más que leer el prospecto, donde debe declararlo. Si el medicamento está precintado (es decir, no puedes abrirlo para leer el prospecto sin romper la caja), puedes consultar su ficha técnica en la página de la AEMPS (a la derecha, en un circulito verde con las siglas FT) donde en el apartado 6.1 encontrarás los excipientes.

Todo esto nos lleva a pensar que hay muchísimas personas intolerantes a la lactosa, pero la pregunta es: ¿la lactosa que lleva un comprimido es suficiente para desencadenar molestias gastrointestinales en un paciente? O lo que es lo mismo: ¿si soy intolerante a la lactosa, puede sentarme mal un comprimido que la tenga como excipiente? Pues la respuesta es NO según los últimos estudios científicos. Pacientes que tomaron 400 mg de lactosa produjeron el mismo hidrógeno en el colon que los que no tomaron nada. Es decir, que los pacientes con déficit de lactasa en el intestino podrían tomar cualquier comprimido o cápsula (no existe ninguno que lleve 400 mg de lactosa) y científicamente no deberían referir sintomatología alguna relacionada con la intolerancia. 

Otro tema es que, independientemente de lo que digan los estudios científicos, te siente mal el medicamento. Si lo has probado y te produce molestias, acude a tu farmacia y te buscarán alternativas que toleres mejor.


La lactosa es un azúcar presente en los lácteos y en muchos alimentos. Nuestro sistema digestivo produce la enzima lactasa, que ayuda al intestino delgado a digerir la lactosa y transformarla en glucosa y galactosa.

Pero a veces no producimos la suficiente cantidad de esta enzima, en estos casos se recomienda tomar NS Lactoben ante la presencia de los siguientes síntomas tras la ingesta de productos lácteos:

+ Dolor abdominal

+ Diarrea

+ Flatulencias

+ Vómitos

+ Borborigmos (ruido abdominal)


La tolerancia a la lactosa varía de una persona a otra y por ello, la dosis debe ser ajustada en función de la cantidad de lactosa consumida y del grado de tolerancia. Por ello, para una mejor elección de la dosis necesaria, ofrecemos dos presentaciones:

  • + Ns Lactoben son comprimidos que contienen 4500 FCC de Lactasa, útiles para personas con intolerancia a la lactosa de leve a moderada.
  • + Ns Lactoben Forte son comprimidos que contienen 9000 FCC de Lactasa, útiles para personas con altos niveles de intolerancia a la lactosa.

                                                                


Se recomienda comenzar con un comprimido e ir aumentando la dosis si fuera necesario.

Consumir con cada producto que contenga lactosa, con el primer bocado. Repetir la administración si en 30-45 minutos se siguen consumiendo lácteos.

En el caso de Ns Lactoben no superar los 12 comprimidos al día y con Ns Lactoben Forte no superar los 6 comprimidos al día.


Autor:
Rosario Cáceres Fernández-Bolaños
Farmacéutica
Centro de Información del Medicamento del COF Sevilla






Cómo evitar el estreñimiento en niños

Escrito por farmaciacamposdesoria 18-11-2016 en Salud. Comentarios (0)

El tema del estreñimiento en niños es algo que nos angustia bastante cuando pensamos que nuestro hijo está estreñido, e ideamos montones de fórmulas para conseguir que el niño haga sus necesidades: masajitos en la barriga, sentarlos en el váter un buen rato, masajes en el ano con aceite... Pero muchas veces todo esto es innecesario pues ni siquiera está estreñido, aunque así lo creamos.

                                        

                                   


Un niño está estreñido cuando presenta dificultad en la defecación durante al menos 2 semanas y además le supone un malestar general.

Por eso, lo primero que vamos a hacer es definir cuándo un niño está estreñido:


- Heces duras e infrecuentes. Con  infrecuentes nos referimos a menos de 3 deposiciones por semana.


Dolor y esfuerzo al intentar defecar.


Muchos padres nos agobiamos sin tener motivo, y llevamos a nuestros hijos al pediatra sin ser realmente necesario. Cuando sospechemos que está estreñido, podemos comenzar por llevar a cabo medidas higiénico-dietéticas:


-  Tomar fruta a diario, si es posible 2 piezas y mejor en trozos o entera (evitando manzana y plátano). Es recomendable que tome verdura 3-4 veces a la semana, legumbres 1-2 veces a la semana, añadir una cucharada de aceite de oliva a los platos principales, o en los niños pequeños dárselo con un zumo. Las galletas o pan con fibra pueden ser beneficiosos.


- Aumentar la ingesta de agua y evitar el exceso de ingesta de leche.


- Si el niño controla esfínteres (no usa pañales), debe sentarse a diario en la taza del váter para efectuar deposición. Si no llega con los pies al suelo debe ponerse un adaptador o unos libros en el suelo para que apoye los pies y haga más fuerza al defecar.


También es fundamental evitar alimentos astringentes, que son aquellos que estriñen, como el arroz, plátano, manzana y zanahoria.


Si con todo esto vemos que la situación no mejora en unos días, sí que es conveniente acudir al pediatra para que valore la posibilidad de instaurar un tratamiento con laxantes; existen muchos laxantes en el mercado, muchos de ellos se pueden usar en niños prácticamente recién nacidos, pero siempre bajo prescripción del pediatra. Instaurar un tratamiento a tiempo es importante porque en ocasiones, cuando un niño está estreñido mucho tiempo, los síntomas que provoca el estreñimiento como dolor, fisuras anales, apatía, etc. le llevan a cogerle miedo y no querer ir al baño, y esto sí que puede convertirse en un verdadero problema que tarda bastante tiempo en resolverse; por eso, cuando notemos que nuestro hijo está estreñido, y para evitar males mayores, lo mejor es comenzar con ofrecerle una dieta apropiada, que favorezca el tránsito intestinal y que no endurezca las heces. No quiero decir con esto que siempre ocurra que el niño vaya a padecer fisuras, dolor... Pero sí que es fácil de evitar si lo tratamos  a tiempo.


Es importante conocer qué circunstancias favorecen la aparición de estreñimiento en niños, pues no sólo la dieta astringente puede provocarlo, sino que por ejemplo también es frecuente cuando hay cambios de la vida cotidiana del niño, como puede ser la llegada de un nuevo hermanito, llevar una vida sedentaria, viajes largos, etc.


Y como siempre, recordad que tenéis a vuestro farmacéutico a vuestra disposición para consultarle cualquier duda que os surja sobre el tema.




Autor:
Mª Luisa Hermosa Sánchez de Ibargüen
Farmacéutica
Centro de Información del Medicamento del COF Sevilla