Farmacia Campos de Soria

Farmacia Campos de Soria

Noticias y consejos sobre salud

Plumas de insulina.

Escrito por farmaciacamposdesoria 30-03-2017 en Salud. Comentarios (0)


La insulina es un medicamento biológico muy delicado y que hay que administrar con mucha precisión para poder controlar de forma adecuada el nivel de azúcar de nuestra sangre. Un mal uso de estos medicamentos (por error en la administración, por no saber manejar la pluma o por lo que sea…) puede llevarnos a sufrir una serie de problemas que nos ahorraríamos si ponemos en práctica lo que te explicamos a continuación:


Aguja nueva (superior izquierda) y usada 1, 2 y 6 veces.

1. No guardes la pluma que estás usando en la nevera: solo deben estar conservadas en frío las plumas que no están en uso. La que estés usando en ese momento debes conservarla fuera, ya que así te dolerá menos en el momento de la inyección, teniendo en cuenta que hay que tenerla alejada de una fuente directa de calor y luz.

2. Transcurridos 28 días debes tirar la pluma aunque todavía quede insulina en ella, ya que pasado ese tiempo no se asegura que sea efectiva. Te recordamos que la pluma no debes tirarla a la basura, sino al Punto SIGRE de tu farmacia por ser un medicamento. 

3. La aguja hay que cambiarla cada vez que nos pinchamos, es decir, es de UN SOLO USO. Aunque no nos demos cuenta a simple vista, esa aguja se va deteriorando con cada uso y va a haciendo daño a la zona de inyección, además de que existe el riesgo de contaminación del producto.

4. Si utilizas más de un tipo de insulina es fundamental que te asegures bien de cuál es la que tienes que utilizar en cada ocasión, ya que tienen aspecto muy parecido y puede ser fácil confundirse. 

5. Si tu insulina tiene aspecto turbio, se trata de una insulina  tipo “mezcla” o bien NPH. Si es así, debes homogeneizarla antes de administrar pero sin agitarla, por ejemplo haciéndola rodar entre las manos unas 20 veces.

6. Cada vez que se administre una dosis de insulina es necesario purgar la aguja para ver que todo funciona correctamente. Para ello selecciona un par de unidades y poniendo la pluma hacia arriba pulsa el botón de inyección hasta que vuelva a aparecer el cero en el visor de dosis, de modo que salga una gota de insulina. Si no saliera, repite la operación, y si tampoco saliera habría que cambiar la aguja y volverlo a intentar. Si todo falla puede que haya entonces un defecto en la pluma.

7. En relación a cómo inyectarse la insulina, sigue siempre la técnica aconsejada por tu médico, y ten en cuenta que si te aconsejó que te cogieras un pliegue no debes soltarlo hasta que hayas inyectado la totalidad de la dosis.

8. Es importante no pincharse siempre en el mismo lugar, ya que puede producirse una lipodistrofia (alteraciones del tejido graso). Por ello se debe ir rotando dentro de la misma zona de inyección con la precaución de utilizar la misma región en la misma hora del día.

9. Si vas a viajar no olvides llevar las plumas que no estés usando en una bolsa isotérmica con placas de frío; y si el viaje es en aviónnunca las factures con el equipaje ya que podrían congelarse y entonces habría que desecharlas.





Autor:
Encarnación García
Farmacéutica
Centro de Información del Medicamento del COF Sevilla

Remedios para no roncar.

Escrito por farmaciacamposdesoria 27-03-2017 en Salud. Comentarios (0)

¿Buscas remedios para no roncar? Los ronquidos además de interrumpir nuestro propio sueño, perturba el descanso de aquellos que nos rodean. Toma nota de los siguientes consejos y despídete del cansancio, las ojeras y el malhumor.

Remedios para no roncar

- Evita el alcohol antes de acostarte.

- No fumes, ya que el tabaco  irrita tus mucosas.

-¡Muévete! Mover el esqueleto beneficia tu salud. Realiza algún tipo de actividad deportiva y notarás mejoras. Las personas con sobrepeso suelen tener más tejido en la zona del cuello, disminúyelo con buenos hábitos. No permitas que tus vías respiratorias se opriman.

-Evita utilizar tranquilizantes o antihistamínicos antes de acostarte.

-Las comidas copiosas no son recomendables.

-Mejor dormir de lado que boca arriba. Si notamos que nuestra pareja se coloca boca arriba podemos empujarla un poco, con algo de disimulo, eso sí…

-Humidificador. Si tus ronquidos están provocados por alergias o congestión nasal pruébalo. Los ambientes secos empeoran el problema.


                                              


Aunque no lo parezca roncar puede ser más grave de lo que imaginamos. A veces se trata de una especie de señal  que nuestro cuerpo envía para indicar que algo va mal.

La apnea provoca el cese de la respiración de forma intermitente, o lo que es lo mismo, pequeños periodos de silencio entre un ronquido y otro.

Si nos encontramos ante un caso de apnea o síndrome de apnea obstructiva del sueñolo mejor que puedes hacer es acudir al especialista cuanto antes. La apnea está relacionada con las siguientes enfermedades: hipertensión, problemas cardiovasculares y neurocognitivos.

Consecuencias de dormir poco

En líneas generales estos son algunos problemas de dormir poco:

-Cansancio, sensación de fatiga.

-Falta de concentración, nos costará pensar con rapidez.

-Mal humor e irritabilidad, a la primera de cambio saltarás.

-Favorece el aumento de peso. Dormir poco disminuye la leptina (hormona que nos hace sentir saciados). Comeremos a deshoras y se acumulará la grasa con mayor facilidad.

¿Roncar…se va a acabar?

Acabar lo que se dice acabar…no. Quizás sea pedir demasiado, pero si  prueban estos remedios para no roncar aquellos que te rodean, o incluso tu mismo, lograrás mejorar tu descanso.



Fuentes: https://www.masquesalud.es/es/remedios-para-no-roncar/


Astenia primaveral.

Escrito por farmaciacamposdesoria 21-03-2017 en Salud. Comentarios (0)

Las consultas sobre astenia primaveral son muy frecuentes en la oficina de farmacia cuando llega la primavera. Se define como la sensación de fatiga y debilidad generalizada que incapacita para llevar a cabo los actos de la vida diaria con síntomas muy diversos que van desde una alteración del estado general, fatiga intelectual con dificultad de concentración y trastornos de la memoria, del sueño y del apetito. La astenia es muy común en la población pero más en mujeres que en hombres y más frecuentemente entre los 30 y 40 años de edad.


                                                                          



La astenia primaveral es, por tanto, un trastorno leve y pasajero que suele desaparecer cuando nuestro cuerpo se adapta a los cambios de la nueva estación que alteran nuestro biorritmo. A priori, no requiere tratamiento médico ya que no se considera un cuadro clínico, sino un síntoma más, que se incluye en otras enfermedades que si pueden tener carácter estacional como ocurre con las personas alérgicas o aquellas que padecen ciertas alteraciones respiratorias.

Si los síntomas se prolongan en el tiempo, es conveniente acudir al médico quien deberá descartar otras causas de tipo psíquico u orgánico y otro tipo de enfermedades más graves como la fatiga crónica, anemia u otra enfermedad de tipo psicológico.

Acude al médico si notas:

  • -Síntomas intensos
  • -Fiebre
  • -Pérdida de peso brusca
  • -Aparición de ganglios (o sistema inmunitario debilitado)
  • -Infecciones de repetición
  • -Estado de ánimo deprimido
  • -Sintomatología persistente durante más de 15 días
  • -Hipotensión
  • -Ictericia

Grupos de riesgo:

  • -Vegetarianos estrictos
  • -Personas mayores que viven solas por el riesgo de malnutrición
  • -Niños con alguna carencia nutricional o alguna enfermedad de base
  • -Embarazadas

Recuerda:

  • -Realizar una dieta variada, basada en alimentos frescos y ricos en vitaminas y minerales.
  • -Adoptar estilos de vida saludables. Dormir el suficiente número de horas favorece el correcto funcionamiento de nuestro sistema de defensas.
  • -La práctica de la actividad física es importante.
  • -Aprender a llevar un ritmo de vida más relajado y a evitar el estrés, ya que éste es uno de los principales enemigos de nuestro sistema inmunitario.
  • -Cuando la dieta no es equilibrada, existe la posibilidad de recurrir al empleo de suplementos dietéticos bajo la prescripción de un profesional, teniendo en cuenta que al mismo tiempo se deben mejorar progresivamente los hábitos alimentarios. Consulta en tu farmacia.







Autor:
Lourdes Martín Corona
Farmacéutica
Centro de Información del Medicamento del COF Sevilla

Consejos en alergia

Escrito por farmaciacamposdesoria 15-03-2017 en Salud. Comentarios (0)

* Utiliza gafas de sol durante el periodo de polinización para proteger los ojos.

* Ventila la casa tras la caída del sol, cuando las concentraciones de polen son menores.

* En casa, utiliza purificadores de aire para evitar la inhalación de polen procedente del exterior.

* Cuando viajes sube las ventanillas del coche e infórmate del tipo de vegetación y los niveles de polen del lugar de destino.

* Coloca un filtro antipolen en el aparato de aire acondicionado del coche.

* Evita los parques, jardines o zonas de abundante vegetación durante la época de polinización. Ten especial cuidado con el césped.

*Antes de ir de vacaciones consulta los niveles de polen de la zona. Intenta evitar las zonas próximas a ríos y sierras.


¿Es mejor aplicar frío o calor?

Escrito por farmaciacamposdesoria 10-03-2017 en Salud. Comentarios (0)

Los dolores musculares o articulares son muy comunes en las personas que hacen ejercicio físico o padecen ciertas enfermedades. Ante estas situaciones lo habitual es intentar calmar el dolor con medicamentos. Sin embargo, existen medidas no farmacológicas que pueden ayudar a aliviar los síntomas. De hecho, el frío y el calor calman el dolor y son una de las principales medidas no farmacológicas para aliviarlo.



                                                                              


Los expertos pueden recomendar aplicar frío o calor pero, ¿cuál está recomendado en cada caso? Algunas de las diferencias son:


¿Cuándo hay que utilizar el frío?

El frío lo debemos utilizar para reducir la inflamación debido a un traumatismo, en caso de sufrir dolor de cabeza o para prevenir la aparición de hematomas, la experta explica que se puede administrar de forma húmeda, con compresas o en seco, a través de bolsas de hielo.

El frío contribuye a disminuir la inflamación y a calmar el dolor gracias a su capacidad antiinflamatoria.

Cuando se haya acabado de administrar el frío hay que secar la piel. Además, se aconseja no administrar frío a personas con problemas de circulación y sobre heridas que no están curadas.


¿Cuándo hay que administrar calor?

La administración de calor es muy recomendable para tratar el dolor de las inflamaciones no traumáticas de las articulaciones, además, acelera el drenaje de procesos infecciosos y relaja la musculatura contraída.

El calor alivia el dolor y los espasmos musculares. Se puede administrar de forma húmeda, con compresas o paños, o de forma seca, con bolsas de agua o los clásicos sacos de semillas.

No se recomienda utilizar el calor en heridas que sangran durante las primeras 24 horas porque aumenta el flujo sanguíneo y favorece el sangrado. Tampoco en prominencias óseas, ya que, son zonas de sensibilidad reducida y favorece la aparición de lesiones cutáneas.

Hay que aplicar calor o frío durante períodos alternos de entre 15 y 20 minutos alrededor de dos horas.

En caso de dolor intenso, tanto el frío como el calor son métodos que se pueden utilizar de forma complementaria a una terapia farmacológica pautada por un especialista.






Fuente: www.cuidateplus.com